Si perdiste a tu Amor LEELO

Hola, ¿por que estas triste?
Te veo llorar y sé que te duele, pero deberías estar feliz.
Sé que pasamos momentos muy importantes, juntos, siento ganas de estar a tu lado, de abrazarte, de besarte, de decirte tantas cosas que no te dije, de contarte lo feliz que estoy por haber vivido tantas cosas con vos.
Por fin encontré la paz que buscaba, esa paz que no tenia hace solo algunas horas, ahora estoy bien, ya no siento el peso del cuerpo, aunque desearía tenerlo unas horas mas para volver a tu lado y darte todo el amor que siento que no te di, para recibir todos los besos y los abrazos que sentís que no me diste, para escuchar todas las cosas que me queres contar, para que escuches todos los te quiero que no me anime a decirte.
¿Sabes?, a mi me pasa lo mismo que a vos, estoy en paz, pero me siento atado por que no puedo poner mi mano sobre tu hombro y decirte, “esta todo bien, todo esta en paz”.
Disfruta la vida, se que será inevitable que dejes de pensar en mi, al menos durante unos días, se que por tu mente pasaran muchos recuerdo y culpas por los momentos en que no disfrutamos de nuestra compañía ahí en la tierra, pero ya esta, demos gracias por lo vivido, por habernos conocido, por habernos acompañado durante tanto tiempo.
Lo se, no somos perfectos, ahora tenemos otra óptica, ahora amamos lo que antes detestábamos de nuestras personalidades, pero es así, ese es el juego, comprender, tuve que desencarnar para que dejaras de reprocharme por mis errores terrenales, tuve que desencarnar para darme cuenta lo importante que era para vos y no me daba cuenta.
No me llores, ya esta. Todo esta en orden.
Sabes, la muerte no es tan traumática, para nada, cuando sentí que llegaba el momento me recibieron todos mis afectos, mis familiares, mis amigos, todos, es increíble, sentí una paz, un amor, vi esa luz de la que tanto hablaban, sentí esa sensación de no tener cuerpo, de volar, por un lado estaba ahí, viendo a todos a mi alrededor sin terminar de aceptar lo que pasaba, por otro me sentía flotar comprendiendo que mi misión había terminado y que “volvía a casa”.
Es así, esto es un proceso, lamentablemente no tuve el tiempo que quería para despedirme de cada uno de ustedes, pero fue como Dios quiso y que sentido tiene reprocharle algo a la voluntad de dios.
Ni bien me di cuenta lo que pasaba empecé a pedirle a dios unos días mas, quería terminar algunas cosas, hablar con algunas personas, le pedi horas, minutos, pero no, debía ser así, ¿quien sabe no?, quizás era peor si me presentaba frente a vos y te decía, en 2 días desencarno, ¿que momento no?, en fin, Dios es inteligencia así que debe ser así. Yo lo acepto, espero que vos lo aceptes.
Me doy cuenta que el llamado lo estaba sintiendo desde hace algún tiempo, que había signos que me demostraban que llegaba la hora, pero como humano que fui no quería ver, ¿Por qué nos costara tanto como humanos ver?, eso que nos dan ojos… pero así y todo no vemos. No vi todo el amor que tenias por mi, lo veo ahora que te veo sufrir, no vi que en vano fueron los momentos que nos distanciamos por pavadas, no los vi, los veo ahora, me doy cuenta ahora cuando me reencuentro con mis abuelos, con mis seres queridos y me lo dicen.
Ahora comprendo muchas cosas que desde la personalidad no podía entender.
Te pido un favor, es lo ultimo que te pediré, cerra los ojos, sentí mi mano en tu hombro, sentí mi beso en tu mejilla, este será mi ultimo adiós, es una concesión que le pido a dios, que le pido a los ángeles, es solo para que sientas mi presencia por ultima vez, para que sientas que nos despedimos como vos estas reclamando ahora, para que sepas que no me debes nada, que no te debo nada, que nuestras almas están en paz, dale, soy yo, jamás te haría daño, mi alma no me lo permitiría y tus guías tampoco, ellos están aquí, a mi lado, por que a partir de ahora yo sere uno de tus guías, por que a partir de ahora nunca mas estaremos separados, por que cuidare de vos como vos cuidaste de mi, por que podré darte todo el amor, toda la luz que desde la tierra no te pude dar.
Yo estoy en paz, quiero que vos también lo estés.
Voy, cerra los ojos, no pienses en nada, respira profundo y relaja tu cuerpo.
Aquí estoy, a tu lado, siempre estaré y podrás encontrarme cuando lo necesites, solo es necesario que te relajes y pienses en mi, yo estaré aquí para asistirte.
No tengas lastima, por favor, no te hace bien ni a mi ni vos, recordame con el amor que nos tuvimos en la tierra, sentí eso cuando pienses en mi, si logras sentir amor en tu corazón cuando tengas mi presencia en tu mente. Yo estaré a tu lado.
Te amo, te acompaño, gracias por haberme brindado tanta felicidad durante mi última encarnación, ya nos reencontraremos.
Disfruta la vida, no permitas que te queden “te quiero” sin decir, no te guardes ningún beso, ningún abrazo, no te enojes mas con nadie, no pelees, no discutas, no agredas, no te sacrifiques mas, no pierdas tiempo pensando en cosas que no te sirven, que solo te quitan tiempo y paz. Disfruta la vida, veras que desde aquí es maravillosa cuando desencarnes, pero te darás cuenta también que es demasiado tarde y que no se vuelve el tiempo atrás.

Te amo.

Gracias por haberme acompañado, gracias por todo tu amor.

YO

(*)Fuente: Soy Reiki