Siempre puedes contar conmigo

Si algún día te dan deseos de llorar... 
Llámame.
No prometo hacerte reír,
Más puedo llorar contigo.
Sí un día resuelves huir;
No prometo pedir que te detengas,
Más puedo huir contigo.
Sí un día te dan unas locas ganas 
de no escuchar a nadie... 
Llámame
Prometo quedarme bien quietecita.
Pero... 
Sí un día me llamas y no respondo...
Ven corriendo a mi encuentro... 
Tal vez yo te necesite a tí...