GANA TUS ALAS

Siempre tenemos que atender a esta gran LEY :
"Todo lo que piensa la persona en su corazón así se manifiesta en su cuerpo y circunstancias "
Al comprender esto ya podemos sentir que el AMOR profundo y sincero hacia los otros y hacia uno mismo es la más grande de las BENDICIONES y el más grande PODER que nos ELEVA.
Si la persona es crítica, envidioso y antipático hacia otra persona o si se autocritica y se desaprueba constantemente es porque el YO CARNAL ( personalidad) esta actuando sin control, con total libertad para autodestruirnos.
Debemos frenar al EGO alterado diciendo con convicción:
YO SOY LA PERFECCIÓN EN ESTE SER" o "YO SOY PERFECTA/O".
Nunca debemos sentirnos celosos por el progreso de otros porque eso significa que el YO inferior sigue dominando y pide separatividad, evitemos sentirnos separados diciendo:
YO SOY LA PRESENCIA DE DIOS EN ACCIÓN AQUÍ Y ALLÍ Y EN TODAS LAS COSAS.
Estas dos afirmaciones eliminan todo antagonismo y evita la mala suerte ya que desear el bienestar y la felicidad del prójimo trae infinitas bendiciones.
Todo pensamiento emitido por el SER, sigue flotando en su atmósfera mental hasta que recibe los sentimientos del mismo emisor para su completa expresión, todo lo que nos sucede es el fruto de nuestros pensamientos animado por nuestros sentimientos esto es ley divina.
YO SOY LA LEY DE AMOR EN MI PENSAR, SENTIR Y OBRAR Y SE CUMPLE EN PERFECCIÓN. 
(*)Repite estas frases 100 veces durante 9 días y verás grandes cambios en ti y en tu mundo.