La alegría rejuvenece

La alegría rejuvenece, la tristeza envejece.