NO ESTÉS TRISTE

SI ESTÁS TRISTE SONRÍE, PORQUE MÁS VALE
UNA SONRISA TRISTE, QUE LA TRISTEZA 
DE NO VERTE SONREÍR