AVE MARÍA PURÍSIMA


DIOS TE SALVE MARÍA,
LLENA ERES DE GRACIA;
EL SEÑOR ES CONTIGO,
BENDITA TU ERES ENTRE TODAS
LAS MUJERES Y BENDITO ES EL 
FRUTO DE TU VIENTRE:
JESÚS.
SANTA MARÍA 
MADRE DE DIOS, RUEGA POR
NOSOTROS PECADORES, 
AHORA Y EN LA HORA
DE NUESTRA MUERTE.
AMÉN.