Todo en ésta vida es temporal