✿ María... Madre ✿

Amada Señora mía;
dulzura de mi alma,
guardiana de mí ser;
he aquí mi corazón.

Tómame a tu servicio,
conviérteme en antorcha de Luz.

Preséntame ante los altos 

Jerarcas del Cielo.
Hazme merecedor de la Verdad y
séllame en tu Gracia Celestial.

Señora mía, Tú, mi ángel del alma,
que mi corazón brille con el
centelleante poder del Amor.

Que mis ojos sean faro 
de piedad y bondad.

Que mi boca sea parlante 
de bendición y perdón.

Que mis actitudes estén 
impregnadas por la 
misericordia de Jesús.

Que mis oídos puedan percibir 
el canto de los Ángeles.

Que mi conciencia logre el 
entendimiento de tus enseñanzas.

Que mi tiempo este saturado 
por tus obras.

Que mi alma sea una contigo.

Que Dios nos permita seguir 
el mismo camino.

Que pueda amarte y tomarte 
por mi Maestra.

Que pueda ser ejemplo vivo 
de tu Santa Presencia.

Que el Amor Eterno sea 
nuestro lazo de unión.

Amada Protectora mía,
enséñame a realizar la 
voluntad de Dios.

Dirígeme para que el resto 
de mi vida repare el mal 
que he hecho y del 
que me arrepiento.

Poderosa María Magdalena
cúbreme con tu manto protector,
para que la maldad 
no me pueda atacar.

Realiza en mí tu obra de salvación.

Señora mía,
acompáñame en los momentos 
de angustia y dolor.

Así sea en tu santo nombre,
bendita Aurora de mi corazón.

Por siempre y eternamente
Amén, Amén, Amén.