Buenas Noches, Dios mío...


Dios mío, Jesucristo: 
Te doy gracias por todos los 
beneficios que has 
dispensado en este día. 
Te ofrezco mi sueño y todos 

los momentos de esta noche 
y te pido me conserves 
en ella sin pecado. 
Por esto me pongo dentro 
de tu santísimo Costado y 
bajo el manto de mi Madre, 
la Virgen María. Asístanme 
y guárdenme en paz los 
santos Ángeles y venga 
sobre mí tu Bendición.