Bendecido descanso


Señor...

Cada día  te agradezco por las noches 
que se vuelven mañanas, por los amigos 
que se vuelven familia; por los sueños 
que se vuelven realidad y por la vida 
que me has dado. Dios dejo mi vida en 
tus manos para que le des paz a mi 
corazón en esta noche.