"Un Milagro para Fiamma"


Hoy les voy a contar una historia ... "mi historia".

... En el año 1991 siendo mamá de 3 hermosos niños (10, 5 y 3 años) comienzo a tener síntomas que me hicieron sospechar un nuevo embarazo; en el momento me aterré ya no teníamos planeado tener más hijos y había desistido de la idea de tener "una princesita" ya los niños habían pasado por el tema de los pañales, mamaderas, llanto de noche ... todo estaba en su justo lugar.
Entonces mi marido me compró un test de embarazo ... el cual dio POSITIVO .
En ese instante el mundo se me puso de cabeza y comenzaron las dudas ... embarazada???? y ahora que hago??? mis embarazos y partos no eran mi mejor experiencia, lo había pasado bastante mal en cada uno de ellos; por eso mis dudas.
Y así comenzó todo, las visitas al obstetra, los cuidados, nuevamente la anemia, los dolores de cintura, las náuseas, etc, etc, etc.
En cada ecografía íbamos todos juntos en familia para saber si el nuevo bebé era "un príncipe" o "una princesita", no me pregunten como pero yo siempre sentí que era una niña ... en las ecografías nunca veíamos el sexo ... no se dejaba ver.
Hasta que llegó el día mi iba a nacer ... el 22 de junio de 1992 a las 6,30 de la mañana comencé con contracciones y una pérdida extraña de líquido jamás me había pasado, fuimos junto a mi esposo rápido a la clínica .
Alas 7 am ya estábamos allí me revisan y me dicen ..."quedate tranquila hoy tu bebé va a nacer" ... pasaban los minutos y mis contracciones se intensificaban muchísimo; el dolor era demasiado fuerte y algo me decía que mi bebé no estaba bien!!!
Mi esposo exigió que llegue urgente el obstetra a lo cual le respondió la partera
-- está ansiosa que se quede tranquila que todo está bien
mi esposo le dijo: - ansiosa? recuerde que ya tenemos 3 hijos y si mi esposa dice que algo raro pasa es porque es así!!! 
... llegó el obstetra y me llevaron a la sala de parto

Comienza el parto, nace mi bebé y ... NO ESCUCHO SU LLANTO!!!
Obstetra: - Felicidades tuviste una niña
Yo: - porqué no lloró?
Obstetra: - Tiene unos problemitas ... pero está bien
Yo: - qué???????? 

Y veo que mi niña le estaban haciendo algo que jamás había visto, pero me quedé tranquila porque el médico me había dicho que estaba todo bien.
Me llevan a la habitación estaba dolorida pero la noticia de tener a mi tan ansiada PRINCESITA hacía que eso fuera solamente una anécdota más.

A los 15 minutos entran en la habitación el obstetra, mi esposo y un médico que estaba atendiendo a mi bebita (sus caras eran raras ... como en une película)

Y fue ahí donde todo comenzó ...

Fiamma nació a las 10,40 de la mañana del 22 de junio de 1992 pesó 3,590 kg y no la midieron por la urgencia en la que se encontraba.

Obstetra: - mira, tu bebé tuvo problemas al nacer aspiró meconio
Yo: lloraba
Neonatólogo: - tiene problemas y no puede respirar bien
Mi Esposo: - me explicaron que tiene que ir a terapia infantil NEONATOLOGÍA pero aquí no hay.
Obstetra: - la tenemos que trasladar a otra clínica ...

Mis lágrimas brotaban de manera que no me dejaban ver con claridad sus rostros, me sentía devastada, pensaba "esto no está pasando es solo sueño y ya voy a despertar"
pero no, era la pura realidad.
Mi esposo dice:- Mi amor se la están por llevar y yo le dije ... no la dejes sola acompañala, él: - no me quedo con vos!
No abandones a mi princesita andá con ella, pero antes la quiero ver por favor!!!
Y fue así me levanté de la cama y fui a verla caminado. (eso después me trajo problemas de salud a mi porque el médico tendría que haberme dado una silla de ruedas hacía 30' había parido y tenía puntos y demás)

Vi a mi HERMOSA PRINCESA FIAMMA

Quedé en la habitación llorando y pidiendo a Dios que todo saliera bien.
El 23 de junio aunque no tenía el alta me levanté y me fui junto a mi esposo a ver mi niña a la clínica, NEONATOLOGÍA sólo los que entraron saben lo que se siente al ver esos bebitos dentro de la incubadora, estando allí comienzan a sonar unas alarmas me tomen del brazo a mí y a mi esposo y nos sacan bruscamente.
Neonatólogo: - Les explico lo que está pasando, su bebé aspiró meconio tiene los pulmones sucios por lo tanto no puede respirar le sacamos una radiografía y tiene ambos pulmones colmados ... salen en negro. 
Mi esposo y yo estábamos en silencio (yo llorando por supuesto) 
... le tuvimos que poner un respirador artificial eso implica que Fiamma está sedada, le sacamos el ombligo para canalizarla ahora la van a poder ver unos segundos.

Y entramos ... mi princesa estaba toda enchufada, pinchada, y su pechito al respirar se hundía de tal forma que se le juntaba con la espalda. Nos hicieron salir.
En el pasillo hay una Virgen de Luján a la cual mi esposo y yo le fuimos a pedir por Fiammita. (estuvimos en ese pasillo horas y horas sin poder entrar nuevamente)

Al otro día llegamos a NEO ( el horario es de 7 a 22 de las cuales si uno tiene suerte entra solo unos minutos porque no dejan entrar) EL neonatólogo nos dijo que trajéramos a los hermanos para que la vean ( no les conté lo que fue llegar a casa sin bebé y que mis hijos pregunten: dale mamá dónde la escondiste?) y en coro preguntamos: porqué? ... 

"su bebé no tiene esperanzas de vida y creemos que le quedan horas y sería bueno que sus hermanos la conozcan"

Y así hicimos llevamos a nuestros 3 niños a conocer a Fiamma, Leo (todo un hombrecito de 10 años) se acercó a la incubadora y la saludó, Gabriel ( 3 años, era pequeño y le sonreía ... creo que no entendía lo que estaba pasando) y Matías (de 5 años que no quiso acercarse se quedó de espaldas con cara triste y enojada).
Cuando llegamos a casa nadie hablaba y en ese momento me senté en el sillón y una hemorragia enorme me llenó de sangre formando un charco que cubrió mis piernas y todo el piso, si la mala praxis no solo era con mi parto sino que también había sido conmigo y el "obstetra" si se lo puede llamar así no me había dado la medicación necesaria para la coagulación después del parto.

Mientras lloraba y me preguntaba "porqué me mandaste a mi princesa si ahora te la vas a llevar?"
A las pocas horas comienzo a recordar que hacía unos años había leído un libro donde explicaba que todos tenemos el don de pasar energía para aliviar dolores, ayudar a cicatrizar  lastimaduras, etc. Y me planteé "que puedo perder yo doy la vida por mi bebé" y fui decidida al otro día a hacerlo.
Desde las 7 am todos los días estaba en "ese pasillo" esperando tener la fortuna de poder ver a mi bebita, y pude entrar y comencé sin tocarla a poner mi mano sobre su pecho pensando que le enviaba energía positiva y sentía que algo salía de mi mano y había un cosquilleo; será verdad? 
Eso lo hice durante 4 días (ya habían pasado 6 días de la internación de Fiamma)
Al 7mo día llego y me dicen 
Sentate acá ... había una silla en Neo, pensé lo peor el mundo se derrumbó en un instante!!! qué pasó pregunté, mi bebé dónde está? 
En eso viene una enfermera con un bebé en brazos y me dice: - acá está Fiamma mamá dale la teta a tu bebé, mis ojos comenzaron a llorar pero no se si era de susto o de alegría POR FIN ABRAZABA A MI BEBÉ POR PRIMERA VEZ ... y tomó la teta es tan difícil de explicar lo que se siente en ese momento solo una mamá sabe lo que es tener a ese ser tan pequeñito conectado a una transformándose en un solo SER.
Y allí comenzó la 2da parte, Fiamma no estaba bien del todo el respirador le había causado problemas en su cuerpito y los pulmones seguían con meconio, menos cantidad pero tenía.
Le hicieron ecografías de cabeza y nos decían que tenían que operarla porque tenía aumentado no se que en la cabeza, que tenía problemas de motricidad, que un posible retraso neurológico causaba eso y que iba a ser "un bebé especial" de capacidades diferentes. Mis plegarias continuaron a la Virgen y seguía con mi intensión de pasarle energía en su cabecita y pulmones, día tras día.
Una mañana llego y me dicen mirá a tu bebé, Fiamma estaba ya sin oxígeno y respiraba solita acostada en una cunita en NEO, qué felicidad sentí!!!! 
El neonatólogo nos explicó que ella estaba mejor y que si seguía así le darían el alta pero que tenía que ir a una consulta con la neuróloga para poder ayudarla a mover sus manitos (no las abría) y debía hacerse nebulizaciones  para ayudarla a que su cuerpito expulsara de sus pulmones todo el meconio que tenían todavía.

Y LLEGÓ EL GRAN DÍA

A los 14 días de internación en NEONATOLOGÍA le dieron el ALTA a Fiamma la vacunaron, le pusieron sus aritos en las orejas y la llevamos por fin a casa!!!


Y allí comenzaba la 3era. etapa de éste calvario, mi princesa se ahogaba y teníamos que salir corriendo para la clínica para que la aspiraran mi esposo dormía sentado en un sillón vestido porque no sabíamos cuando debíamos salir corriendo y Fiamma dormía junto a mí en la cama matrimonial, consultas a la neuróloga que me decía que debía hacerle ejercicios moviéndola para todos lados, cosa que a mi me parecia violento y no lo hacía sólo la tomaba en mis brazos la besaba y le susurraba en el oído todo lo que la queríamos ..."te amo mi pequeña princesa y no me importa como quedes si vos estás bien y no sufrís, Dios te envió y para mí sos una bendición y pase lo que pase siempre te amaré"

Visita a la neuróloga ... -qué bien están haciendo los ejercicios papis!!! Fiamma está muy bien y ya mueve sus manitos. (se acuerdan? jamás le hicimos los ejercicios sólo le dábamos amor!!!)

La 4ta. etapa fue que ella no podía dormir acostada horizontal sinó que debía ser medio sentada y resfrío que había, resfrío que agarraba, quedó alérgica al cambio de clima y por eso debe cuidarse de los cambios bruscos del clima. 
Teniendo 6 meses la eligen en el hospital de niños para probar un nuevo equipo para hacerle una EXPIROMETRÍA que daría el verdadero daño que le había quedado en sus pulmones, la sorpresa fue al ver que sólo el 1% de daño había en 1 de sus pulmones.

ERA UN MILAGRO!!! tengo la historia clínica y le prometimos a la Virgen que si Fiammita salía bien no le ibamos a iniciar acciones legales al obstetra, porque consultando varios neumonólogos, neonatólogos  y obstetras todos coincidieron que 

"al ver la pérdida que yo tenía al momento de las contracciones ERA MECONIO y tendrían que haberme practicado una cesárea y NO un parto natural como fue"

Mi niña durante años tuvo broncoespasmos y tuvimos que cuidarla mucho, pero valió la pena!
Fiamma hoy es toda "una mujer" de 21 años terminó sus estudios secundarios en humanidades a los 17 años y luego cursó 2 años y se recibió de cheff profesional, ahora se está especializando en pastelería profesional trabaja de lo que le gusta, mide 1,72 es hermosa y es la consentida de sus hermanos, por supuesto es la PRINCESA de la casa y la amamos con todo el ♥ 

EL MILAGRO SE HIZO REALIDAD !!!!