Bendiciones-Paz y Amor

☆ FELIZ NAVIDAD ☆

Navidad - Cuento

☆ UN CUENTO DE NAVIDAD ☆
Hace algunos años, unos jóvenes misioneros visitaron un hogar en el que vivían 
cien niños y niñas que habían sido abandonados y dejados en manos del Estado.
De allí surgió esta historia relatada por los mismos visitantes: 
Se acercaba la época de las fiestas y los niños del hogar iban a escuchar por primera 
vez la historia tradicional de la Navidad.

Les contamos acerca de María y José llegando a Belén, de cómo 
no encontraron lugar en las posadas, por lo que debieron ir a un establo, donde 
finalmente el Niño Jesús nació y fue puesto en un pesebre.
A lo largo de la historia, los chicos no podían contener su asombro.
Una vez terminada les dimos a los chicos tres pequeños trozos de 
cartón para que hicieran un pesebre.
A cada uno se le dio un cuadro de papel cortado de unas servilletas amarillas.
Siguiendo las instrucciones, los chicos cortaron y doblaron el papel 
cuidadosamente colocando las tiras como paja.
Unos pequeños cuadros de franela, cortados de un viejo trapo, 
fueron usados para hacerle la manta al bebé.
De un paño marrón cortaron la figura de un bebé.
Mientras los niños armaban sus pesebres, yo caminaba entre ellos 
para ver si necesitaban alguna ayuda.
Todo fue bien hasta que llegué donde el pequeño Matías estaba sentado, 
parecía tener unos seis años y había terminado su trabajo.
Cuando miré el pesebre quedé sorprendido al no ver un solo niño dentro de él, sino dos. 
Le pregunté, entonces, por qué había dos bebes en ese pesebre.
Matías cruzó sus brazos y observando su trabajo comenzó a repetir la historia 
muy seriamente.
Por ser el relato de un niño que había escuchado la historia de Navidad una sola vez 
estaba muy bien, hasta que llegó la parte donde María pone al bebé en el pesebre.
En ese momento Matías empezó a inventar su propio final para la historia y dijo:
- Y cuando María dejó al bebé en el pesebre, Jesús me miró y 
me preguntó si yo tenía un lugar para estar.
Yo le dije que no tenía mamá ni papá, ni tampoco un hogar.
Entonces Jesús me dijo que yo podía estar allí con Él.
Le dije que no podía, porque no tenía un regalo para darle.
Pero yo quería quedarme con Jesús, por eso pensé que cosa tenía que pudiese 
darle a Él como regalo, se me ocurrió que un buen regalo podría ser darle calor.
Por eso le pregunte a Jesús ¿Si te doy calor, ese sería un buen regalo para ti?
Y Jesús me dijo: 
"si me das calor, ese sería el mejor regalo que jamás haya recibido".

Por eso me metí dentro del pesebre y Jesús me miró y me dijo que 
podía quedarme allí para siempre.
Cuando el pequeño Matías terminó su historia, sus ojitos brillaban llenos 
de lágrimas empapando sus mejillas.
Se tapó la cara, agachó la cabeza sobre la mesa y sus hombros 
comenzaron a sacudirse en un llanto profundo.
Matías había encontrado a alguien que jamás lo abandonaría.
Alguien que estaría con él para siempre!!!
Aprendí que no son las cosas 
que tienes en tu vida lo que cuenta, 
sino a quienes tienes, lo que 
verdaderamente importa

Saludos para Todos

Hola Amigos del Corazón, 
se que he estado ausente por un largo tiempo... 
comprenderán que hay heridas que no sanan y vacíos difíciles de llenar. 
Doy Gracias al Universo por mi hermosa Familia  
y por Ustedes que siempre están apoyándome en todo con palabras hermosas Gracias. 
Sé que no soy la única que ha perdido un ser querido y 
en estas fechas se nos hace complicado estar totalmente festivos están un poquito triste... 
Adelante, fuerza y mucho amor. 
Los Abrazo desde el Alma espero encuentren consuelo y disfruten a los que los rodean. 
"JAMÁS OLVIDEN DECIR TE AMO" 
abracen, besen, acaricien... 
Y a los que no han pasado por tan enorme pena 
les doy mi humilde opinión: "VIVAN SU VIDA COMO SI FUERA EL ÚLTIMO DÍA" 
dejen de lado los malos entendidos, los enojos, las discusiones, los rencores, 
olviden peleas, abracen, besen, digan... 
TE QUIERO, TE AMO, ERES LO MEJOR, etc.... Perdonen ... 
Vivan en Felicidad y Armonía. Bendiciones. Bueno... besos, abrazos y 
GRACIAS GRACIAS GRACIAS los Amo ♥